fbpx Skip to content

¿Cuánto cuesta un seguro de vida?

formulario de solicitud de seguro de vida

Es una de las dudas más comunes: ¿cuánto cuesta un seguro de vida? Hay varios factores que determinan el precio, por lo que varía según cada persona. Eso sí, es mucho menos dinero del que imaginas y te contamos por qué.

La función de un seguro de vida riesgo es protegernos frente a cualquier imprevisto. Si nos sucede algo, nuestros beneficiarios (o nosotros mismos) recibirán una indemnización para hacer frente a los gastos que surjan. Es un producto muy útil para cualquier persona: si vives solo, si tienes familia, si tienes una hipoteca… Pero ¿cuánto cuesta un seguro de vida?

Los factores que influyen en el precio

Dos personas pagarán precios distintos por una misma póliza. Las aseguradoras tienen en cuenta diversos aspectos para establecer exactamente la prima. Por eso, para saber cuánto cuesta un seguro de vida, hay que considerar estos aspectos:

1. Tu edad

Las posibilidades de que nos ocurra algo crecen con los años. Por eso, las personas más jóvenes pagan menos por sus pólizas: es menos probable que las necesiten.

El precio sube un poquito cada año

Dado que la edad es uno de los factores que determinan el precio, la prima se va adaptando al paso del tiempo. Esto ocurre con los seguros de vida temporales renovables, es decir, aquellos que se van actualizando y pagando año tras año.

Para que te hagas una idea, un hombre de 30 años tiene una probabilidad de morir de 0,3 por 1000, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, que muere menos de un hombre de 30 de cada 1000 en España. En cambio, para alguien de 45 años la probabilidad es de 0,8 de cada 1000, casi tres veces más. Obviamente, sigue siendo un riesgo muy pequeño, por eso el precio de la prima seguirá siendo bajo.

2. El capital que quieras asegurar

Cuanto más dinero quieras que reciban tus beneficiarios si te ocurre algo, más cuota tendrás que pagar. Por tanto, es más barato contratar un seguro de 60 000 euros que uno de 250 000.

Ten en cuenta que el coste de la vida crece conforme pasa el tiempo: hace 20 años se compraban más cosas con 100 euros que ahora, ¿verdad? Por eso, es importante ir actualizando el capital de la póliza de vez en cuando. Eso, por lo tanto, también elevará el precio.

3. Las coberturas que le añadas a la póliza

Puedes contratar un seguro de vida tradicional, que indemniza a los beneficiarios solo si tú falleces. Pero puedes añadir otras coberturas, como que también te cubra en caso de invalidez o de dependencia, que incluya la opción de recibir el doble de dinero en caso de accidente… Cuanto más completo sea el producto, más subirá el precio.

Igualmente, puedes cambiar las coberturas de la póliza cuando quieras. Si decides ampliarlas, el precio se ajustará para incluir esos nuevos servicios.

4. Otros factores que incrementen el riesgo de fallecimiento

La ley 50/1980 establece que la aseguradora tiene que saber todas las circunstancias que afecten al riesgo. Por tanto, te harán algunas preguntas sobre tu salud y sobre si realizas algún deporte extremo o tienes una profesión de riesgo. Siempre debes responder con la verdad; si te ocurre algo por alguno de estos motivos y mentiste, la empresa puede negarte la indemnización.

Contratar un seguro de vida es más barato que nunca

Nunca habíamos vivido tantos años como ahora. La esperanza de vida media de los españoles se encuentra en los 83 años, el mejor dato de la historia. A su vez, el riesgo de morir de forma imprevista se ha reducido mucho estos años. Por ejemplo, en 2018 las aseguradoras arreglaron más de 4 millones de vehículos (según Unespa); en cambio, solo 60 000 familias necesitan al año cobrar el seguro de vida.

Estos datos han abaratado mucho las pólizas: es poco probable necesitarlas. Pese a que nos protegen de un gran riesgo, el coste para una familia es muy reducido.

Protégete por menos de lo que cuesta una cena

Si te preguntas cuánto cuesta un seguro de vida, lo más sencillo es hacer una simulación en nuestro comparador. Solo tienes que insertar tu edad y el capital que quieras contratar. La plataforma te mostrará los mejores precios de las principales aseguradoras para que te hagas una idea aproximada.

Por ejemplo, una persona de 30 años que quiera asegurar 100 000 euros podrá hacerlo desde 46 euros al año. ¡Menos de lo que cuesta salir a cenar con la familia! Si prefiere 250 000 euros, el precio sube a partir de los 110 euros al año. Una persona de 50 años podrá asegurar los mismos capitales desde 250 y 614 euros al año.

Recuerda que añadir otras coberturas cambiará el precio; en nuestro comparador puedes ver de un vistazo la diferencia entre contratar la invalidez, el doble capital por accidente o el triple por accidente de circulación. Por ejemplo, alguien de 30 años podrá añadir la invalidez a su seguro de 100 000 euros por solo 24 euros más.

Estas cifras son orientativas, siempre dependerán de cada caso concreto, pero quizá te sirvan para ayudarte a saber cuánto cuesta un seguro de vida. Si tienes cualquier duda, utiliza nuestro comparador o consulta a nuestros expertos.

 

También te interesará esto

Deja aquí tu opinión


Escríbenos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest