fbpx

Seguros de enfermedades graves

Acepto la nota legal y RGPD Solo usamos estos datos para calcular el precio del seguro, nunca te enviaremos SPAM

Todos los campos son obligatorios

Buscando...

Buscando la mejor protección entre todas las compañías de seguros...

Aegon
Allianz
Antares
Asisa
Santalucia
Axa
Liberty
Plusultra
Reale
Surne
Zurich

Preguntas frecuentes sobre los seguros de enfermedades graves

Asegurar el futuro de las personas que queremos es importante. Así, si nosotros no estamos, ellos podrán seguir adelante. Pero puede ocurrir que sí estemos y no podamos ayudarlos. Para los casos de enfermedad, un seguro se ocupa de que podamos cuidar nuestra salud con los mejores profesionales, de aportar los ingresos necesarios para nuestra familia o de hacer frente a los compromisos de pago.

Es un seguro de vida que además cubre los gastos derivados del padecimiento de una enfermedad, que anticipa un capital, paga costes médicos y ofrece muchas otras prestaciones.

Es más. Por un lado, tiene todas las ventajas de un seguro de vida: deja cubiertos a quienes queremos en caso de que fallezcamos; pero, por otro, también nos indemniza si sufrimos una enfermedad grave que nos impida trabajar, de modo que nuestros seres queridos y nosotros mismos podremos seguir adelante.

No. Los seguros de vida pueden incluir las enfermedades graves o no, o bien cubrir solo determinadas enfermedades graves.

Puede cubrir cáncer, infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, trasplantes… Las enfermedades varían dependiendo de cada compañía y vienen detalladas en la póliza.

Depende del capital contratado. Lo normal es que sea lo mismo que por fallecimiento. Una vez entregada esta cantidad ante el diagnóstico de una enfermedad grave, la póliza se extingue.

Los seguros de vida con enfermedades graves suelen incluir segunda opinión médica, gastos médicos, asistencia en viaje, atención internacional, gastos de sepelio, asistencia médica 24 horas…

No. Las compañías piden un cuestionario de salud en el que hay que ser honestos; de lo contrario, el seguro no está obligado a indemnizar.

El precio está en función del capital contratado. Por poner un ejemplo, si quieres conseguir un capital de 100.000 € en caso de fallecimiento o enfermedad grave, el importe ronda los 117 € al año.

Las personas que cotizan a la Seguridad Social tienen derecho a una prestación por un periodo limitado y siempre que hayan cotizado un tiempo mínimo. Durante la baja, pueden cobrar hasta el 75 % de su base reguladora (a partir del día 21 de baja) y si la incapacidad es para siempre, se puede percibir hasta el 100 % de la base reguladora.

La base reguladora se calcula dividiendo la base de cotización del mes anterior a sufrir la incapacidad entre 30 (si el salario es mensual). Siempre es mucho menos de lo que imaginas y muchísimo menos de lo que necesitas para vivir.

Algunos sí, de entre 3 y 6 meses. Otros no, pero se anulan si el asegurado fallece antes de determinado periodo después del diagnóstico de la enfermedad grave o la intervención quirúrgica.

La compañía puede valorarlo en el cuestionario de salud y excluir esa enfermedad o bien pedir un reconocimiento médico antes de aceptar a un cliente.

No. Solo cuando el cliente declara alguna dolencia en el cuestionario de salud o tiene cierta edad o asegura un capital muy elevado.

Si la compañía detecta que ha habido engaño, no está obligada a pagar.

Solo si lo has contratado, que es lo más recomendable, porque está bien pensar en los demás, pero también en uno mismo. Existen seguros de vida sin más, con las enfermedades graves añadidas, con invalidez o sin ella, con doble o triple del capital por accidente de circulación…

No, y tampoco tendría sentido. Lo suyo es tener un seguro de vida, y cuanto más completo sea, mejor.

Hay muchas modalidades de seguros, pero lo normal es que cuando el seguro indemniza por una enfermedad grave, la cantidad se descuente del seguro de vida o lo anule.

Varía ligeramente en cada compañía. Los 67 años suele ser la media para las enfermedades graves, aunque el seguro de vida puede prolongarse hasta más tarde.

Axa, Liberty, Reale, Santalucía, Aegon, Zurich, PlusUltra… son las más conocidas.

Comparte en Pinterest