fbpx

¿Qué diferencia a un seguro de vida para hipoteca de un seguro de vida?

formulario de solicitud de seguro de vida

La principal diferencia entre un seguro de vida para hipoteca y una póliza de vida es el beneficiario. En el primero, el dinero de la indemnización irá destinado a pagarle al banco tu hipoteca; en la segunda, irá para quien tú quieras.

La compra de una vivienda es el mayor gasto que hará una persona en su vida. De media, según el Instituto Nacional de Estadística, cada español pide unos 129 000 euros al banco para comprarse una casa. Es una deuda muy importante que tiene asumir una familia durante muchos años.

Si falleces, el seguro de vida hipoteca se encargará de saldar el préstamo, para que tu familia pueda seguir disponiendo de la vivienda sin preocuparse de los gastos. En cambio, en un seguro de vida tradicional tú eliges quién quieres que reciba el dinero de la indemnización si te ocurre algo: tus hijos, tu pareja, tus padres, un amigo…

Así pues, la persona (o empresa) que reciba el dinero en caso de que fallezcas es la diferencia entre un seguro de vida para hipoteca y uno normal. La función de los dos productos es exactamente la misma: proteger tu patrimonio y el de tu familia en caso de que te suceda algo.

¿Cómo funcionan los seguros de vida para hipoteca?

Exactamente igual que un seguro de vida tradicional, solo cambia el beneficiario. Puesto que su objetivo es proteger tu vivienda, estas pólizas suelen contratarse por el capital del préstamo y durante el tiempo que este dura.

Por ejemplo, si hemos pedido al banco 200 000 euros para nuestra casa, que estaremos pagando 30 años, lo más lógico es contratar un seguro de vida de 200 000 euros durante esos 30 años. Así, ocurra lo que ocurra, el banco no se quedará con tu casa.

¿Puedo contratarlo por más dinero del que debo al banco?

Por supuesto. Puedes contratar el capital que consideres, incluso más de lo que pediste a la entidad bancaria. Si falleces, la indemnización se destinará a pagar la deuda y el dinero sobrante irá a tus otros beneficiarios o herederos legales.

¿Tengo que contratarlo con el banco?

No, no pueden obligarte. La Ley 5/2019 permite que los usuarios elijan con quién quieren tener sus seguros. Además, contratarlo con el banco puede ser el doble de caro que con una empresa especializada, así que huye de ellos. Si te lo ofrecen, revisa los precios en nuestro comparador y verás cuánto puedes ahorrar.

¿Solo pagan la hipoteca si fallezco?

Depende. Como cualquier póliza, un seguro de vida hipoteca permite contratar coberturas extra. Por ejemplo, puedes añadirle la invalidez, para que se pague el préstamo no solo si falleces, sino también si te ocurre un accidente y ya no puedes seguir trabajando.

La opción de tener dos seguros de vida

Un seguro de vida hipoteca se encarga de pagar la casa. Sin embargo, una familia que haya perdido a uno de sus miembros no solo tiene que seguir pagando la hipoteca. La pérdida de un familiar implica muchos otros gastos y supone menos ingresos en el hogar. Si quieres cubrir todo eso con una misma póliza, tendrá que ser bastante elevada y requerirá una prima más grande.

Por ello, puede ser interesante tener dos pólizas distintas: una destinada a pagar la vivienda y otra para ayudar a la familia con los gastos. En caso de fallecimiento, enfermedad o invalidez, una pagará la vivienda y otra proporcionará a la familia un dinero extra para hacer frente a su día a día: los estudios de los hijos, las letras del coche, el cuidado de un familiar enfermo…

Tener dos pólizas de vida puede dar miedo, ya que implica pagar cada año dos primas. Sin embargo, ahorrarás mucho dinero si sabes elegir entre toda la oferta del mercado. Para ello, lo más fácil es utilizar nuestro comparador. En él puedes ver todo lo que te ofrecen las principales compañías, filtrar por lo que te interesa y comparar precios. Así, puedes ver si te compensa más tener una sola póliza más grande o dos con primas más pequeñas.

En el comparador encontrarás pólizas de vida tradicionales, con invalidez, para la dependencia… La única diferencia en un seguro de vida hipoteca será quién pongamos de beneficiario, por lo que cualquier póliza puede cubrir nuestra vivienda.

¿Y si muere mi pareja?

Estas pólizas son individuales, es decir, solo cubren a una persona. En caso de que fallezca el miembro de la pareja que no estuviera asegurado, el préstamo seguirá activo.

Hay algunas pólizas que permiten añadir una cobertura extra para que también cubran la muerte de los dos cónyuges. Pero otra posible opción es contratar dos seguros de vida hipoteca, cada uno a nombre de un cónyuge. No te preocupes: una vez más, gracias a nuestro comparador no tendrás por qué pagar un dineral para tener dos.

Protege tu vivienda

Como ves, el beneficiario es la gran diferencia en un seguro de vida hipoteca. El banco será quien reciba el dinero en caso de fallecimiento o invalidez, por lo que la vivienda quedará pagada. Por lo demás, su funcionamiento es igual que el de un seguro de vida tradicional. Si aún tienes dudas, consulta con nuestros expertos en cualquier momento.

También te interesará esto

2 Comentarios

  1. tiene alguno mas ventajas fiscales que otro el dehipoteca sobre el de vida o viceversa.
    gracias, un saudo

  2. Ambas modalidades tienen el mismo tratamiento fiscal. No tienen deducción en las aportaciones y en el pago del capital los impuestos son los mismos. El capital que se liquida al banco para cancelar la hipoteca no pasa por el impuesto de sucesiones si lo hay.


Escríbenos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest