fbpx

Seguros de vida para hipotecas: ¿cómo funcionan?

seguros de vida que no piden revisión médica

Los seguros de vida para hipotecas se encargan de pagar el préstamo al banco si te sucede algún imprevisto. Si falleces o sufres un accidente, protegen tu casa y la economía de los tuyos. Te resolvemos todas las dudas sobre estos productos.

En España, cada hogar pide de media 121 414 euros al banco para comprarse una casa (datos de julio de 2019 del Instituto Nacional de Estadística). Imagina que es tu caso y que aún debes 100 000 euros a la entidad bancaria. ¿Qué pasaría si te sucediera algo y no pudieras seguir pagando? ¿Y si tienes un accidente y no puedes trabajar? ¿Y si falleces?

Los seguros de vida para hipotecas están pensados para evitar esa situación tan dura para cualquier hogar. Son un producto muy recomendable para todos aquellos con una gran deuda económica como son los préstamos hipotecarios.

Según datos de Unespa, la patronal del sector, cada año los seguros de vida saldan 4700 hipotecas tras un fallecimiento. Así pues, más de 4000 familias españolas han podido mantener sus viviendas pese a perder los ingresos de un miembro.

¿Qué diferencia hay con los seguros de vida tradicionales?

La única diferencia entre ambos productos es el beneficiario. En los dos casos, la póliza consta de tres elementos:

Un asegurado. Si él fallece, la aseguradora debe pagar la indemnización.

El capital. El asegurado decide cuánto dinero quiere asegurar.

El beneficiario. Es la persona que recibirá el dinero si el asegurado muere. Pueden ser varias personas.

En el caso de los seguros de vida para hipotecas, el beneficiario es el banco. Esto significa que, si el asegurado muere, la entidad bancaria será la que reciba el dinero de la indemnización. Así, la vivienda quedará totalmente pagada.

¿Cuánto dinero debo asegurar?

Se calcula que una familia tarda 5 años en recuperarse de la pérdida de uno de sus miembros, tanto emocional como económicamente. Por ello, siempre se recomienda hacer una póliza por, al menos, 5 años de sueldo.

A esta cantidad hay que sumarle las deudas de la familia, especialmente la hipoteca. También debes tener en cuenta si hay personas que dependen de ti (un familiar mayor o hijos pequeños) y que necesitarán dinero si tú no estás.

Cuando una persona muere, su familia tiene que asumir una gran cantidad de gastos. El más importante suele ser la hipoteca, pero no el único: el funeral, la universidad de los hijos, los gastos diarios… Por ello, nuestro consejo es que asegures un capital mayor que el de la hipoteca; así, el dinero restante será para tu familia.

¿Cómo calculo cuánto capital asegurar?

Calcular la cantidad exacta que necesitas es muy fácil con nuestro comparador. Para ello, solo tienes que responder a las preguntas iniciales: cuánto te queda por pagar de hipoteca, cuánto dinero quieres dejarle a tu familia al mes y durante cuánto tiempo, y qué otros préstamos tienes.

Pongamos un ejemplo: una persona aún debe 100 000 euros de hipoteca, quiere dejarle a su familia 500 euros al mes durante 5 años y tiene un crédito de 3000 euros. Al insertar esas cifras en el comparador, da como resultado un capital de 133 000 euros.

¿Son obligatorios los seguros de vida para hipotecas?

Legalmente, no son obligatorios. Sin embargo, es muy común que los bancos te exijan tener uno para darte el préstamo. De esta forma, se aseguran de que podrás hacer frente al pago aunque ocurra un imprevisto.

No obstante, no solo son beneficiosos para el banco, sino también para ti. Si te sucede algo, la economía de tu familia y tu vivienda estarán a salvo.

Los bancos no pueden obligarte a contratarlo con ellos

Los bancos siempre intentarán que contrates el seguro de vida con ellos. Sin embargo, tú puedes elegir qué compañía prefieres. La Ley 5/2019 así lo establece, por lo que no pueden obligarte a firmar ningún producto con ellos salvo el préstamo.

De hecho, contratar la póliza con el propio banco puede ser hasta un 50 % más caro que con una aseguradora. Así, la mayoría de los españoles está pagando mucho más por su seguro de lo que vale en realidad.

Recuerda: la entidad te puede exigir contratar un seguro de vida para darte la hipoteca, pero tú eliges con quién. Si ya lo tienes contratado con tu banco y quieres ahorrar, no te preocupes. En este artículo tienes toda la información sobre cómo cambiar el seguro a otra compañía.

¿Cuánto cuestan los seguros de vida para hipotecas?

En realidad, un seguro de vida es muy barato. Hay varios factores que influyen en la prima: edad, capital asegurado, estado de salud… Para saber el precio con más exactitud, puedes usar nuestro comparador. Una vez que sepas cuánto dinero quieres asegurar, solo tienes que poner tu edad.

Para que te hagas una idea: una persona de 30 años que quiera asegurar 250 000 euros podrá hacerlo a partir de solo 109,79 euros al año. Si necesita 100 000 euros, solo pagará 45,88 euros al año.

Puedes comparar entre las ofertas de las mejores aseguradoras. Podrás ver las coberturas que te ofrece cada una y el precio y los requisitos de cada producto.

Cómo ahorrar al contratarlo

Por último, no olvides que contratar la póliza con el banco es mucho más caro. Si confías en profesionales de los seguros, conseguirás un producto mucho más barato y personalizado. ¿Por qué pagar de más sin necesidad?

Aunque los seguros de vida para hipotecas no son obligatorios, nuestro consejo es que tengas uno. Si investigas en nuestro comparador, verás que el gasto al año es muy pequeño. A cambio, ganarás una gran tranquilidad para ti y tu familia.

También te interesará esto

Los comentarios están cerrados

Comparte en Pinterest