fbpx

Por qué debes evitar los seguros de vida de prima única

seguro de vida para socios

Los seguros de vida de prima única son aquellos en los que se pagan por anticipado todas las cuotas. Son productos que suelen vender los bancos asociados a las hipotecas, algo que los tribunales han determinado que es abusivo para el cliente.

Los seguros de vida hipoteca están pensados para proteger nuestro hogar y a nuestra familia. En caso de que fallezcamos o suframos una invalidez, el seguro se encarga de pagar nuestra hipoteca. A cambio, pagamos periódicamente una cuota (anual, por ejemplo), esperando que nunca tengamos que necesitarlo.

Por ejemplo, una persona de 40 años puede contratar una póliza de 100 000 euros por unos 82 euros al año (el precio más barato, según nuestro comparador).

Sin embargo, hay otra modalidad mucho menos recomendable para el cliente. Son los seguros de vida de prima única, en los que se pagan por anticipado todas las cuotas. Esto implica que hay que pagar de golpe miles de euros.

La trampa de los seguros de vida de prima única

Como ya te habrás dado cuenta, los seguros de vida de prima única tienen varias desventajas muy importantes para el cliente. La más importante es que suponen un gran desembolso de dinero.

Este tipo de pólizas han sido muy comunes entre los bancos, que las vendían unidas a las hipotecas. Para conceder el préstamo, el banco exigía también que se contratara un seguro de vida de prima única. Eso suponía que el cliente tenía que pedir una hipoteca más grande, por lo que pagaba más intereses.

Pongamos un ejemplo. Una persona quería solicitar una hipoteca de 150 000 euros, pero el banco le obligaba a contratar un seguro de vida de prima única por otros 6000 euros. El préstamo total ascendería a 156 000 euros, lo que suponía una cuota de hipoteca más alta cada mes, más intereses y más beneficios para el banco.

Los seguros de los bancos son mucho más caros

Además, hay que tener en cuenta que los seguros que ofrecen los bancos son mucho más caros de lo que realmente valen. De hecho, si lo contratas con una aseguradora te puedes ahorrar hasta un 50 % en el precio. Eso implica que el banco te vende un producto peor y más caro.

La otra trampa: la cobertura innecesaria

Los seguros de vida actúan como un salvavidas. Esperamos no tener que necesitarlo nunca, pero lo vamos pagando para asegurarnos de que nos salvará si hace falta. Si, por desgracia, nos ocurre algo, la aseguradora pagará nuestra hipoteca y nosotros ya no tendremos que asumir más cuotas.

En cambio, cuando contratas un seguro de prima única, pagas 20, 30 o 40 años de cobertura de golpe, según cuánto dure tu hipoteca. Por suerte, lo más probable es que nunca necesites recurrir al seguro de vida y, sin embargo, habrás pagado igualmente.

La Justicia los considera una práctica abusiva de los bancos

Este tipo de productos han sido declarados abusivos por la Justicia en varias ocasiones. Los casos más recientes son de octubre de 2019, cuando un juzgado de Pamplona condenó a dos entidades a devolver el dinero de las cuotas no consumidas a unos clientes.

La Justicia considera que «engordar» el préstamo hipotecario con un seguro de vida de prima única es una práctica «nula y abusiva». Así pues, son muchos los afectados que ya se han planteado acudir a los tribunales para reclamar el dinero que les pertenece.

La actual ley hipotecaria ha evitado, en gran medida, la venta de estos productos. Ahora, los bancos no pueden obligarte a contratar nada con ellos como condición para darte la hipoteca. Aunque te exijan tener un seguro de vida, tú eliges con quién lo contratas. Por tanto, puedes comparar precios y elegir el que más te convenga.

¿Qué puedo hacer si ya tengo un seguro de vida de prima única?

Si el banco te vendió uno, puedes reclamar ante los tribunales. Los usuarios que han ganado los juicios han conseguido que les devuelvan el dinero de las cuotas que no consumieron.

Es posible que no necesites ir a la Justicia para cancelar el seguro y pedir que te devuelvan las cuotas no usadas. En este caso, puedes cancelar el producto, para lo que te recomendamos que pidas ayuda a un experto en el sector asegurador. Los préstamos hipotecarios pueden tener letra pequeña que es mejor que revise un profesional.

¿Cómo lo puedo cancelar?

La ley permite cancelar una póliza o cambiarla a otra compañía. No importa de qué tipo sea o con quién la hayamos contratado: todas se pueden anular. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para cancelarla. No dudes en hablar con nuestros expertos si necesitas asesoramiento.

La mejor opción: seguros renovables

La mala práctica de los bancos en la venta de seguros de prima única ha dado muchos dolores de cabeza a los ciudadanos. No obstante, la mayoría de los seguros de vida hipoteca no son así. Lo más normal es que se paguen periódicamente (por ejemplo, año tras año), por lo que te permiten revisar tus condiciones cada pocos meses. Así, si tus preferencias y circunstancias han cambiado, puedes elegir otra compañía u otro tipo de póliza. Como verás en nuestro comparador, son productos muy baratos que, a cambio, te dan una gran tranquilidad.

También te interesará esto

Los comentarios están cerrados

Comparte en Pinterest