fbpx

¿Seguro de muerte o seguro de vida?

seguros de vida que no piden revisión médica

El seguro de muerte o de decesos cubre los gastos asociados con el fallecimiento (entierro, esquelas…). Es un producto común, pero actualmente ya no es rentable tenerlo. En cambio, el seguro de vida cubre todos esos gastos y muchas más opciones para dar tranquilidad a tu familia si te ocurre algo.

Casi la mitad de los hogares españoles tiene un seguro de decesos en España, según datos de Unespa, la patronal de las aseguradoras. Son un producto muy común, sobre todo entre las personas más mayores.

Si alguna vez has sufrido la muerte de un familiar o un conocido, sabrás lo caro que resulta para su familia. Hay que preparar un funeral, pagar un ataúd, hacer gestiones legales… Es, en definitiva, un duro golpe para cualquier hogar: emocional y económico.

¿Qué es el seguro de muerte o de decesos?

La Ley del Seguro define así lo que hacen estos productos: Por el seguro de decesos el asegurador se obliga, entro de los límites establecidos en este título y en el contrato, a prestar los servicios funerarios pactados en la póliza para el caso en que se produzca el fallecimiento del asegurado.

Esto significa que, al contratar uno de estos productos, la compañía se encargará de los gastos de nuestro funeral en caso de que muramos. No solo incluye el gasto del ataúd, sino otros servicios: tanatorio, entierro o incineración, flores, misas, esquelas…

Igualmente, hay pólizas que incluyen un servicio adicional muy útil en estas situaciones: la gestión de los documentos. Los seguros de decesos pueden encargarse de comunicarlo al registro civil, gestionar la partida de defunción…

¿Los seguros de decesos cubren todos los gastos de la defunción?

Todo depende de lo establecido en el contrato. Es muy importante conocer qué circunstancias cubre la póliza antes de contratarla. Por ejemplo, si cubre la repatriación o si incluye los servicios de gestoría.

Debes tener en cuenta que la aseguradora solo se hará cargo de un capital determinado (3000 euros, 4000 euros…). Si las gestiones y gastos superan esa cantidad, nuestra familia o los herederos tendrán que hacerse cargo del resto.

¿Qué diferencia hay entre el seguro de muerte y el seguro de vida?

El seguro de vida es más completo. Cuando se contrata uno de vida, la compañía se compromete a indemnizar a quien nosotros queramos con el capital que hayamos acordado. Por ejemplo, podemos asegurar un capital de 200 000 euros y, si fallecemos, nuestros beneficiarios recibirán ese dinero.

Con el dinero que reciban nuestros beneficiarios, ellos pueden hacer lo que quieran. Por ejemplo, hay seguros de vida hipoteca, que están especialmente diseñados para pagar el préstamo con el banco si el asegurado muere. Pero, salvo en ese caso, pueden dedicar el dinero a lo que prefieran, también a pagar el funeral y los gastos que conlleva.

No obstante, muchos seguros de vida ya incluyen un seguro de muerte. Es decir, los herederos no solo recibirán la indemnización, sino también un capital para hacer frente a los gastos del funeral.

En nuestro comparador, puedes filtrar fácilmente entre los diferentes seguros de vida para encontrar uno que cubra los gastos relacionados con el funeral. Por ejemplo, el seguro de vida de Globalife cubre hasta 3000 euros de gastos de sepelio y el de elmejorsegurodevida, hasta 5000 euros.

¿Qué me conviene más?

El seguro de decesos es un producto muy común. Sin embargo, ya no son tan rentables como hace unos años por un motivo: el aumento de la esperanza de vida.

La esperanza de vida actual supera los 85 años en las mujeres y los 80 años en los hombres. Si se contrata una póliza de decesos mientras se es joven (cuando es más barato), podrán pasar décadas hasta necesitarlo. Hay quienes pasan toda su vida pagándolo. Si tienes que pagar una cuota durante 30, 40 o 50 años, habrás gastado tanto dinero que podrías haber costeado cuatro o cinco funerales.

Se calcula que una familia que pierde a uno de sus miembros tarda al menos 5 años en recuperarse económicamente. Esto significa que asegurar el pago del funeral es positivo, pero insuficiente. Lo más probable es que esa familia tenga que afrontar gastos mucho más importantes que el entierro: la hipoteca pendiente, el préstamo del coche, la universidad de los hijos…

El seguro de vida cubre más opciones

En cambio, el seguro de vida cubre un gran abanico de posibilidades. Con él, la familia recibirá una mayor cantidad de dinero en caso de que al asegurado le ocurra algo. Incluso, también puede contratarse un seguro de vida con invalidez. Si sufres un accidente y ya no puedes trabajar, la economía de tu familia se resentirá y necesitarás un dinero que te ayude a salir adelante.

Si tienes dudas sobre si contratar un seguro de decesos, ten en cuenta que puedes elegir un seguro de vida que lo incluya. El seguro de muerte es algo más barato, pero no supone la misma garantía para tu familia. Si os ocurre algo a ti o a otra persona que genere ingresos en la casa, tus seres queridos tendrán que seguir adelante sin ese dinero. Y la mejor garantía es una póliza de vida.

¿Tienes dudas? Puedes utilizar nuestro comparador de seguros de vida para ver qué compañías incluyen el seguro de muerte. Comprobarás que, por una cantidad muy baja, podrás proteger a tu familia de verdad si alguna vez te ocurre algo.

También te interesará esto

Deja aquí tu opinión


Escríbenos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest