Puedes dejar 200.000 € a tus herederos sin tener el dinero, ¿sabes cómo?

No necesitas tener miles de euros en el banco para poder dejar una buena cantidad de dinero a tus herederos si algún día ya no estás. Es tan fácil como tener un seguro de vida que les pague si a ti te pasa cualquier cosa.

El bienestar de nuestros seres queridos es siempre una prioridad. Si eres padre o madre, tienes algún familiar a tu cargo o, simplemente, te preocupas por alguna persona en concreto, entenderás lo importante que es saber que, ocurra lo que ocurra, tus seres queridos estarán bien.

Por desgracia, el bienestar no es solo la salud, sino también la estabilidad económica. Saber que las personas que queremos no tienen problemas de dinero es también una gran tranquilidad.

Muchos hogares dependen de los ingresos de una persona, lo que supone que toda la economía recae sobre un único sueldo. Eso es una gran presión y, en ciertos casos, implica llegar muy justos a fin de mes. Si estás en esa situación, quizá te hayas preguntado: ¿cómo seguirán adelante mis herederos si no tengo ahorros que dejarles?, ¿cómo van a pagar las facturas si yo no estoy?, ¿qué pasaría con la hipoteca?

Nadie quiere pensar en qué podría pasar si uno ya no está para cuidar de su familia. Pero, si eres madre o padre, es una pregunta que se te habrá pasado por la cabeza alguna vez: ¿cómo cuidaré de mis hijos si no puedo estar con ellos?

Por suerte, no hace falta tener 200.000 euros en el banco para tener tranquilidad económica sobre el futuro. Puedes dejar miles de euros a tu familia sin tener el dinero en este mismo momento. La clave: un seguro de vida.

¿Cómo funcionan los seguros de vida?

Los seguros de vida son un producto muy común que ya protege a más de 20 millones de personas en España, según Unespa, la patronal del sector. Son muy sencillos de entender. Tú, como asegurado o asegurada, pagas anualmente una pequeña cantidad de dinero, llamada prima. A cambio, si te ocurre cualquier cosa y falleces, tus beneficiarios recibirán el dinero de la indemnización acordada.

Es una forma muy sencilla de dejar miles y miles de euros a tu familia si un día ya no estás con ellos. Quizá tú solo ingresas 1000 euros al mes y, con este producto, consigues darles 100.000, 200.000 o 300.000 euros a tus herederos sin necesidad de tenerlos en el banco. Es muy útil, por ejemplo, si tienes una hipoteca. Si tú te encargas del pago y te ocurriese algo, ¿cómo asumiría tu familia las letras del banco? Con el dinero de la indemnización, tienes la tranquilidad de que podrán pagar las facturas, aunque tú no tuvieses todo eso ahorrado con anterioridad.

Las primas de estos seguros no son nada caras. Para que te hagas una idea, una persona de 30 años que quiera dejar a sus hijos 250.000 euros, pagará 110 euros al año (¡menos de lo que te cuesta el seguro del coche!). Y alguien de 40 años pagaría 82 euros por una indemnización de 100.000 euros. En otras palabras: por menos de lo que te costaría salir un par de noches a cenar, das tranquilidad a tus seres queridos para el futuro.

¿Qué influye en que la prima sea más alta o más baja?

En primer lugar, la cantidad de dinero que quieras dejar a tus beneficiarios. Pueden ser 200.000 euros, pero también 50.000, 300.000 o 500.000, lo que tú quieras. Eso sí, cuanto más grande sea la indemnización, más cara será la prima que tengas que pagar.

En segundo lugar, tu edad. Cuando somos jóvenes, es menos probable que nos ocurra algo. En cambio, conforme envejecemos, hay más posibilidades de enfermar.

En tercer lugar, las coberturas que quieras. Todos los seguros de vida te protegen en caso de fallecimiento por cualquier causa: enfermedad, accidente laboral… Pero, además, puedes contratar uno que te cubra en caso de que te ocurran otras cosas. Por ejemplo, puedes contratar también la invalidez para que la aseguradora te pague si sufres un accidente que te impida volver a trabajar.

¿Puedo dejar el dinero del seguro a alguien que no sea mi heredero?

El beneficiario del seguro no tiene por qué coincidir con los herederos legales de una persona. Puedes elegir como beneficiario de la póliza a quien tú quieras: tus hijos, tus padres, un amigo, una novia, una hermana… Lo único que debes tener en cuenta es que, cuanto más cercana sea la relación y el grado de parentesco, menos impuestos tendrá que pagar el beneficiario por recibir el dinero.

¿Cómo contrato un seguro de vida?

Solo tardarás 5 minutos. En nuestro comparador puedes ver las ofertas de las principales compañías de España. De un solo vistazo, comparas precios y ves qué requisitos y coberturas te incluye cada una. Solo tienes que decidir cuánto dinero quieres dejar a tus herederos o, si lo prefieres, cuánto quieres pagar al año. Lo puedes contratar directamente desde la web, sin más líos. En 5 minutos, y por muy poquito dinero al año, habrás dejado 200.000 euros a tus seres queridos sin necesidad de tenerlos en el banco. No te lo pienses más: protege el futuro de tu familia.

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest