Por mis hijos y por mí: por qué contratar un seguro de vida

¿Qué pasaría con mis hijos si me ocurriera algo? ¿Y si un accidente me impide volver a trabajar? Analizamos cuánto cuesta tener hijos en España y cómo te puede ayudar un seguro de vida.

Ser padre o madre es una de las decisiones más importantes de la vida de una persona. Y también una de las mejores. Aunque, por supuesto, tiene un lado difícil. Aumentar la familia pone tu vida patas arriba, en muchos sentidos: nuevos horarios, más responsabilidades, más gastos…

Cuando se toma la decisión ser padres, hay un aspecto imprescindible que considerar: ¿cuánto cuesta tener un hijo? La economía es un elemento que no se puede desligar de la paternidad, aunque sea la parte menos bonita.

¿Cuánto cuesta tener un hijo en España?

No hay cifras exactas, pero sí hay consenso sobre una cosa: ser padre o madre es caro. Distintos estudios e informes han valorado cuánto dinero supone ampliar la familia. Estas son las cifras que estiman varios organismos, para que te hagas una idea aproximada.

  • En total, desde los 0 a los 18 años, un hijo cuesta entre 116.000 y 355.000 euros, según un estudio de La Vanguardia.
  • Entre 98.200 y 301.200 euros hasta los 18 años, según la ya disuelta Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu).
  • Al menos 112.000 euros hasta los 17 años, según Save The Children.
  • Más de 200.000 euros hasta los 18 años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Una persona en España gasta, de media, unos 12.100 euros al año, la gran mayoría en bienes de primera necesidad (alimentación, ropa, educación…). Si tenemos en cuenta que los padres afrontan todos los gastos de sus hijos al menos 18 años, la cifra asciende hasta los 217.800 euros.

A la hora de tener un hijo, hay muchas variables que considerar y que afectarán a tu bolsillo. No solo debes alimentarlos, vestirlos y llevarlos a la escuela. Quizá necesites una casa más grande, un coche nuevo o pagarles los estudios en otra ciudad, incluso si tienen más de 18 años.

El futuro de mis hijos: ¿y si yo no estoy?

Cuando somos padres, hay una pregunta que tenemos miedo de plantearnos: ¿qué les pasará a mis hijos si a mí me ocurre algo? No es una pregunta agradable, pero sí imprescindible. Si tú no estás, ¿podrán seguir estudiando en la universidad?, ¿tendrán dinero suficiente para todos los planes que habíais hecho?

Para poder responder a todas esas preguntas, hay que tomar dos decisiones.

Quién se encargará de mis hijos

En primer lugar, hay que pensar en quién se encargaría de su cuidado. En el caso de las parejas, es una respuesta más o menos sencilla: si fallece uno de sus miembros, el otro puede continuar con la crianza de los hijos. Pero ¿y si es un hogar monoparental? ¿Y si fallecieran ambos padres? En esas situaciones, esta pregunta adquiere aún más peso y hay que planteársela pronto. La persona que elijas asumirá una gran responsabilidad: emocional, educativa y económica.

¿Podrá afrontar el coste económico?

En segundo lugar, hay que tener en cuenta el coste económico de un hijo. Si falleces y otra persona debe encargarse de él, se incrementarán mucho los gastos. ¿Cómo afrontará esos más de 200.000 euros que supone una persona hasta que cumple 18 años? ¿Podría hacerse cargo con su actual situación económica? Quizá la persona que se quedaría con tus hijos no puede afrontar el coste que eso supondría. Quizá tendría dificultades económicas para mantener su nivel de vida. Para evitarlo, hay que confiar en un seguro de vida.

¿Qué puedo hacer yo por el futuro de mis hijos?

Una vez que has pensado en quién cuidaría de tus hijos y cuánto dinero podría costarle, llega la pregunta más importante: ¿cómo puedo asegurar yo el futuro de mis hijos? La clave está en la ayuda que te proporciona un seguro de vida. Si todo falla y tú ya no estás, el seguro de vida se encargará de que la economía no sea un problema.

Gracias a estas pólizas, tienes la certeza de que tu familia tendrá el dinero necesario para criar a tus hijos, aunque tú no estés. Solo tienes que decidir cuánto dinero quieres asegurar y a qué persona quieres dejárselo (tu pareja, tus hijos si son mayores, el tutor legal…). En nuestro comparador puedes consultar cuánto dinero te costaría y, como verás, apenas son unos euros al año. Por ejemplo, una persona de 40 años puede contratar 100.000 euros a partir de 71 euros anuales. Un precio muy pequeño para la tranquilidad que aporta, ¿verdad?

¿Y si yo no puedo trabajar?

Hay otra posibilidad que hay que contemplar cuando se tienen hijos. ¿Qué ocurriría si me pasara algo y no pudiera volver a trabajar? ¿Cómo mantendría a la familia?

Para esas situaciones, por desgracia muy reales, existen los seguros de vida e invalidez. No solo cubren el fallecimiento, sino que también te indemnizarían si sufrieras un accidente o enfermedad que te obligase a pedir la incapacidad permanente o invalidez. Piensa que la pensión de la Seguridad Social es bastante pequeña y te haría perder gran parte de tu salario. Sin embargo, tus gastos y los de tu familia seguirían ahí.

Si echas un vistazo a nuestro comparador, verás que una persona de 40 años podrá contratar 100.000 euros en un seguro de vida e invalidez a partir de 118 euros anuales. Eso significa que, si algo sale mal y ya no puedes trabajar (o incluso falleces), el futuro de tus hijos estará a salvo.

Recuerda: ser padre o madre es caro, pero merece la pena. Si tienes familia o quieres tenerla, no esperes para preguntarte ¿qué les pasará a mis hijos si yo ya no estoy? Nadie quiere planteárselo, pero es imprescindible pensar en su futuro. Consulta precios en nuestra plataforma y asegura el futuro de los que más quieres. La tranquilidad económica de tus hijos apenas cuesta unos euros al año: no la dejes para mañana.

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte en Pinterest