Accidente de trabajo, mucho más que unos días de baja

En 2019, fallecieron 489 personas en un accidente de trabajo en España. Y más de 85.000 personas tienen actualmente una incapacidad permanente tras sufrir uno de ellos. Para estos casos, resulta muy útil contar con el apoyo económico de un seguro de vida con invalidez.

Ni siquiera el coronavirus ha podido frenar el riesgo que suponen los accidentes de trabajo. En 2020, un año en el que gran parte de los negocios españoles estuvo cerrado o funcionando a bajo rendimiento, los autónomos sufrieron 435.300 accidentes laborales. De esa cifra, 75 fueron mortales, según el Ministerio de Trabajo.

Si ampliamos los datos al resto de trabajadores, en 2019 ocurrieron más de 650.000 accidentes laborales en España, tanto a autónomos como a empleados por cuenta ajena. Según los datos del Ministerio de Seguridad Social, la gran mayoría de ellos derivaron en unos días de baja, pero otros fueron mucho más graves: 489 personas murieron.

La muerte es la peor consecuencia de un accidente en el trabajo. Sin embargo, también pueden derivar en una situación un poco más desconocida y terrible para los empleados y sus familiares: la incapacidad o invalidez.

¿Qué es la invalidez o incapacidad?

Cuando nos dan la baja médica, nos conceden una incapacidad temporal. Es un periodo de tiempo que puede durar, como máximo, 545 días. Si el accidente fue grave y requiere que estemos más tiempo recuperándonos, un tribunal médico deberá examinar el caso. Si deciden que las secuelas son lo suficientemente graves como para perjudicarte en futuros empleos o en tu vida diaria, establecerán la incapacidad permanente:

1. Incapacidad permanente parcial

Cuando el accidente de trabajo redujo el rendimiento de una persona en un 33 %, pero aún puede seguir trabajando. Como pensión, se reciben 24 mensualidades de la base reguladora por contingencias profesionales.

2. Incapacidad permanente total

Se determina cuando el afectado ya no puede volver a su puesto, aunque sí podría trabajar en otro sector que se ajuste a sus nuevas condiciones. En este caso, la pensión será vitalicia y ascenderá a un 55 % de la base reguladora.

3. Incapacidad permanente absoluta

Este tipo de incapacidad significa que ya no se puede volver a trabajar, por lo que será necesaria una pensión vitalicia por el 100 % de la base reguladora.

4. Gran invalidez

Es el caso más grave. La persona necesita incluso la ayuda de otros para hacer su vida diaria. Por ello, la pensión será del 100 % y tendrá un extra para pagar los gastos de la dependencia.

La incapacidad permanente, una dolorosa realidad

En abril de este mismo año, había en España casi 950.000 personas cobrando una pensión por incapacidad permanente. De esa cantidad, la mayoría de los afectados son autónomos (más de 116.000). Y, lo que es más llamativo: más de 85.000 de esas pensiones se pagan por culpa de un accidente de trabajo.

Sufrir un accidente laboral es un riesgo a cualquier edad, aunque las cifras dicen que les ocurren con más frecuencia a las personas de entre 45 y 64 años. No obstante, hay mucha gente con incapacidad permanente más joven. Por ejemplo, en abril de 2021 había más de 4600 personas de entre 35 y 39 años en esa situación.

¿Qué puede hacer un seguro de vida en caso de accidente de trabajo?

Los seguros de vida no solo son en caso de fallecimiento, sino que pueden cubrir muchos otros contratiempos: enfermedades graves, accidentes de tráfico… Como ya hemos dicho, los accidentes laborales no solo pueden producir la muerte; la invalidez es un riesgo muy real que sufren miles de españoles. Y el seguro de vida con invalidez está especialmente diseñado para esos casos.

En un seguro de vida tradicional, se paga una indemnización a los beneficiarios del fallecido. Pero, si se añade la invalidez, será el propio asegurado quien reciba el dinero en caso de tener que pedir la incapacidad. Es decir, funciona como un extra a la pensión de la Seguridad Social, que siempre es muy escasa.

¿Cómo calcular el capital del seguro de vida con invalidez?

Cada persona necesitará asegurar una cantidad de dinero distinta, según sus circunstancias. No es lo mismo el seguro de una persona soltera que el de otra que tenga dos hijos que quieren estudiar fuera y una hipoteca. ¿Cómo sé cuánto dinero debo contratar?

Desde nuestro comparador puedes hacer el cálculo muy fácilmente. Piensa que, si te ocurre algo, tus deudas y gastos pasarán directamente a tu familia. Por eso, debes pensar qué deudas tienes (hipotecas, préstamos…) y cuánto dinero necesita tu familia para el día a día. A partir de ahí, solo queda decidir cuánto tiempo quieres asegurar que tus seres queridos no tengan que preocuparse por el dinero.

Pongamos un ejemplo:

Una mujer de 45 años gana 20.000 euros anuales y es el único sueldo de su casa. Su familia necesita esa cantidad íntegra para hacer frente a todos los gastos diarios. Además, aún tiene una hipoteca de 50.000 euros. Para proteger la economía de su hogar en caso de sufrir un accidente, quiere contratar un seguro de vida con invalidez que cubra los gastos familiares durante 5 años. Así pues, necesitará asegurar 5 años de sueldo (20.000×5=100.000 euros) y añadirle la deuda de la hipoteca; en total, 150.000 euros.

Si falleciera, su familia recibiría esos 150.000 euros para hacer frente a los gastos y pagar la hipoteca. Y, si el accidente le supusiera pedir la incapacidad permanente y no poder trabajar más, ella misma recibiría ese dinero para afrontar su nueva situación.

¿Cuánto cuesta un seguro con invalidez?

Contratar un seguro que te proteja en caso de invalidez es muy barato. Para que te hagas una idea: la mujer del ejemplo anterior podría contratarlo a partir de solo 295 euros al año.

¡Compruébalo con tus propios ojos! En nuestro comparador podrás ver la mejor oferta del mercado y comparar los precios y coberturas de las principales compañías. Ganarás la tranquilidad de que tu economía y la de los tuyos estará a salvo, incluso aunque suceda un accidente de trabajo. No esperes a que sea demasiado tarde: protege lo que más quieres.

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte en Pinterest