Cómo saber si necesito un seguro de vida

La respuesta corta a la pregunta «¿necesito un seguro de vida?» es sí. El seguro de vida es útil para todo el mundo, a cualquier edad. Pero sí que hay ciertos momentos o situaciones que avisan de que es la hora de pensar en contratarlo.

En España, más de 21 millones de personas tienen un seguro de vida riesgo, según datos de Unespa, la patronal aseguradora. En el caso de que fallezcan, sus familias recibirán una indemnización que les ayudará a pagar las deudas y a cubrir gastos. Son pólizas muy vendidas por la tranquilidad que proporcionan.

¿Quiénes contratan seguros de vida?

De esos 21 millones de personas asegurados, un poco más de la mitad son hombres. En concreto, en 2018 el 56 % de las personas protegidas por un seguro de vida eran varones. Con el paso del tiempo, las mujeres han ido adquiriendo estos productos y ya son prácticamente la mitad de los asegurados. Por ejemplo, en 2005 eran el 40 %; ahora, el 44 %.

Además, es un producto que no solo contratan los matrimonios, sino que también es muy popular entre los solteros. En 2018, el porcentaje de casados y solteros asegurados era muy similar (43 % frente a 37 %).

Y, en cuanto a la edad, son más habituales entre las personas que tienen de 35 a 44 años. Casi un tercio de los asegurados tiene esta edad. Y 1 de cada 4 personas de entre 45 y 54 años tiene uno.

Las 5 claves para saber que necesito un seguro de vida

Estas cifras muestran una realidad: el seguro de vida es útil a cualquier edad o estado civil. No obstante, hay ciertos momentos que te indicarán que es la hora de hacerte la pregunta: «¿necesito un seguro de vida?».

1. Cuando te vas a vivir solo

Eres joven y te marchas de casa. ¿Necesito un seguro de vida si vivo solo y no tengo responsabilidades? Sí. Aunque quizá no tanto la póliza tradicional, sí te interesa el seguro de vida con invalidez.

Cuando te independizas, dependes al 100 % de tus ingresos. Tú eres tu propio sustento, tienes que ir a trabajar para mantenerte. Si te ocurriese algo y tuvieras que pedir la invalidez, ¿qué pasaría con tu independencia? Las pólizas con invalidez no solo indemnizan a tus beneficiarios si mueres; te pagan a ti si tienes que pedir la invalidez. En caso de que algo te pase, tendrás una ayuda económica para mantener tu independencia, incluso aunque no puedas trabajar.

No hace falta ser mayor y tener responsabilidades para contratar estas pólizas. De hecho, son muy populares entre la gente de 25 a 34 años. Este rango de edad supone el 17 % de los seguros de vida, pese a que solo son el 14 % de la población.

2. La hipoteca

En 2020 se firmaron más de 333.000 nuevas hipotecas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una de las decisiones económicas más importantes de una persona o una familia y también uno de los gastos más cuantiosos. Según datos de los registradores de la propiedad, la hipoteca media durante el último trimestre de 2020 era de 592 euros mensuales.

El fallecimiento de una persona no solo supone un impacto emocional para sus seres queridos, sino también uno económico. Si un hogar pierde uno de sus sustentos, tendrá que mantenerse con menos ingresos. Eso es lo que ayuda a paliar el seguro de vida. De hecho, 4700 familias al año consiguen afrontar su hipoteca tras el fallecimiento de un miembro gracias a estas pólizas.

Piensa que, si te ocurriera algo, la deuda de tu hipoteca pasaría a tus herederos (hijos, cónyuge, padres…). Si dispones de un seguro de vida hipoteca, este se encargará de saldar la deuda y tu familia podrá disfrutar de la vivienda sin más gastos.

3. Los hijos

Tener hijos es uno de los motivos principales para hacerse un seguro de vida. De hecho, el rango de edad que más contrata estas pólizas es el de 25-54 años, más o menos la edad en la que se tienen hijos pequeños. Si te ocurre cualquier cosa, quieres tener la certeza de que tus hijos no tendrán que preocuparse por el dinero. En caso de que fallezcas, la indemnización ayudará a tus seres queridos a afrontar los gastos diarios: los estudios, la casa…

4. Otras deudas

En general, el seguro de vida es importante cuando se tiene alguna deuda. Puede ser una hipoteca, pero también cualquier otra: un préstamo para un coche, un crédito para estudiar… Gracias a estas pólizas, tus seres queridos no tendrán que asumir esa carga si te pasa algo.

5. Cuando tienes personas a tu cargo

Los seguros de vida son imprescindibles cuando otra persona depende de nosotros. Pueden ser nuestros hijos pequeños, pero también nuestros padres cuando son mayores o un familiar que esté enfermo. ¿Necesito un seguro de vida para mí? Si alguien depende de ti para su día a día, en realidad lo necesitas por y para él. Con estas pólizas, no tendrá que preocuparse por el dinero si tú no estás. Son una garantía de futuro para él y una tranquilidad para ti.

La utilidad del seguro de vida

Como ves, hay muchos motivos para contratar un seguro de vida. Si vives solo, si tienes hijos o cuidas de alguien o si te has comprado una casa, es el momento de pararse a pensar en el futuro. ¿Necesito un seguro de vida ahora mismo? La respuesta es sí: ocurra lo que ocurra, tu tranquilidad económica y la de los tuyos no tiene precio. Entra en nuestro comparador y podrás ver que contratar una de estas pólizas no es caro. ¡Consulta sin compromiso!

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte en Pinterest