fbpx

Los bancos venden los seguros de vida un 80% más caros

Confirmado: contratar  los seguros de vida con los bancos es hasta un 80 % más caro que con una aseguradora. Así lo ha demostrado un reciente estudio de INESE y Global Actuarial sobre el precio de seguros de vida para hipotecas. 

A lo largo de los años, nuestra experiencia nos ha demostrado que contratar el seguro de vida con el banco es mucho más caro que con una empresa del sector. Y, sin embargo, no te ofrece nada que no tenga una aseguradora. Ahora, el último estudio de INESE y Global Actuarial demuestra, con datos actualizados de 2020, que esa diferencia de precio aún existe y es muy importante.

En el estudio se han comparado las primas de varios seguros de vida riesgo que cubrían el fallecimiento y la incapacidad permanente absoluta, para personas de 35, 40, 45 y 50 años que aseguraran 30.000 y 120.000 euros. Para ello, han analizado todos esos supuestos en las 18 aseguradoras más importantes (Aegon, Asisa, Allianz, AXA, Santalucía…) y en 7 bancos (Caixabank, Bankia, BBVA, Santander…). De todos los resultados, se ha calculado una cifra media para poder hacer la comparación.

La banca suele ofrecer estos productos asociados a una hipoteca, muchas veces a cambio de una rebaja en el tipo de interés del préstamo. Pero ¿compensa de verdad?

El resultado del estudio es contundente: de media, el precio de los seguros de vida de los bancos es de 446,86 euros anuales, casi un 80 % más alto que el de las aseguradoras (249,26 euros). Además, en 2020 las primas de los bancos han subido un 7,6 % frente a 2019; en cambio, las aseguradoras han bajado los precios un 2,5 %.

¿Por qué hay tanta diferencia en el precio de los seguros de vida?

Hay dos motivos principales por los que la banca infla los precios de los seguros de vida:

  1. Obtienen un mayor margen de beneficio. Si dos empresas ofrecen el mismo producto por un precio distinto, es obvio que una está ganando más dinero que la otra. En el caso de los bancos, inflan la prima casi un 80 %, por lo que la única diferencia es que ganarán mucho más que las aseguradoras. En cambio, el usuario no obtiene ninguna ventaja.
  2. No tienen en cuenta la mejora de la esperanza de vida. En 2019, la esperanza de vida media de un español era de más de 83 años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). En cambio, hace solo 20 años, no llegaba a 79 años.

Vivimos más tiempo y eso reduce el riesgo de que muramos antes de que termine la cobertura de nuestra póliza. En otras palabras: es menos probable que nuestro seguro de vida tenga que pagar. Esto ha reducido mucho las tablas de mortalidad con las que las aseguradoras calculan los precios, y por eso son más baratas. Sin embargo, los bancos no tienen en cuenta esta variable y no han adaptado sus precios a esta nueva realidad.

¿Y si me ofrecen una rebaja en el tipo de interés?

Los bancos ofrecen los seguros de vida junto con las hipotecas. En muchas ocasiones, se trata de productos combinados del préstamo; si los contratas, te rebajan un poco el tipo de interés de la hipoteca.

Sin embargo, es muy importante hacer cálculos antes de aceptar el seguro de la entidad. Si la prima puede ser hasta un 80 % más alta de lo que debería, quizá no esté compensando la rebaja en la cuota de la hipoteca. Pongamos un ejemplo:

El banco ofrece a una persona de 40 años un seguro de vida de 446 euros anuales para un capital de 120.000 euros. A cambio, le rebaja el interés de la hipoteca y la cuota se reducirá de 600 a 590 euros mensuales. Por su parte, la aseguradora le ofrece una póliza igual por 249 euros

Si hacemos los cálculos, veremos que se ha ahorrado 120 euros al año en la cuota de la hipoteca. Por ello, habrá pagado 197 euros más en el seguro de vida. En definitiva, elegir el banco le ha costado 77 euros anuales más y ninguna ventaja.

Cómo cancelar los seguros de vida de los bancos

La ley hipotecaria permite que las entidades exijan tener un seguro de vida para conceder una hipoteca. No obstante, el cliente tiene derecho a elegir con quién contratarlo. Los bancos no pueden obligarte a escoger la póliza que ellos comercializan, sino que deben darte la opción de que elijas el que tú quieras. Te recordarán que no podrás conseguir la «bonificación» en el tipo de interés, pero es importante que hayas hecho números para ver si compensa de verdad.

Si ya tienes el seguro con tu banco, puedes cancelarlo y cambiarte a otra empresa cuando quieras. Para hacerlo, solo tienes que cumplir estos requisitos:

  1. Avisar, al menos, con 30 días de antelación. Si no, el contrato se renovará automáticamente y te cobrarán la prima del próximo año.
  2. Enviar un documento por escrito en el que informes de que no quieres renovar la cobertura. En él deben aparecer todos tus datos y los de la póliza. Lo mejor es enviarlo por burofax o correo certificado, para que quede constancia de que lo han recibido.

Ahorrar en los seguros de vida

Según los datos de INESE, la diferencia de precio de los seguros de vida de bancos y aseguradoras es de más de 200 euros al año. No hay motivos para no ahorrar si tienes el seguro con el banco: puedes marcharte cuando quieras. Y, si estás pensando en hacerte con una de estas pólizas, nunca ha sido tan fácil ahorrar.

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest