fbpx

¿Seguro de accidentes o seguro de vida?

formulario de solicitud de seguro de vida

¿Tienes dudas sobre si contratar un seguro de accidentes o un seguro de vida? Aunque comparten algunas similitudes, son dos productos muy distintos. Te explicamos qué cubre cada uno.

Todos los seguros tienen la misma función: protegerte de un imprevisto. Podemos estar hablando de una gran cantidad de sucesos: un golpe con el coche, una caída en el trabajo, un robo en casa, una enfermedad…

Por eso, es fácil tener dudas sobre qué nos conviene más, si un seguro de accidentes o un seguro de vida. Pueden parecer similares, pues ambos cubren el fallecimiento o la invalidez. Sin embargo, el primero solo indemniza si, como su propio nombre indica, ocurre un accidente. En cambio, el de vida paga la indemnización si hay fallecimiento o invalidez, sea cual sea el motivo.

¿Qué es el seguro de accidentes?

Estas pólizas se encargan de indemnizar al asegurado en caso de fallecimiento o invalidez si se producen por un accidente. Es decir, recibirás el capital que contrataste si te ocurre algo y tienes que recibir la invalidez, o lo recibirán tus herederos en caso de que fallezcas.

Este tipo de seguros permiten coberturas extra, como puede ser la asistencia sanitaria o la hospitalización. Su función es cubrir a una persona si sufre un accidente de cualquier tipo, algo que, normalmente, requiere de atención médica.

¿Qué es exactamente un «accidente»?

La Ley 50/1980, que regula los seguros, entiende que es una «lesión corporal que deriva de una causa violenta súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado, que produzca invalidez temporal o permanente o muerte».

Igualmente, en esta misma ley se establece que la aseguradora no tendrá que pagar si ha sido el propio tomador quien ha provocado el accidente. Y, en caso de que lo provocara el beneficiario, la indemnización pasará al tomador o a sus herederos.

¿Cuándo se suele contratar?

Por lo general, este tipo de pólizas suelen contratarse por las empresas que quieren proteger a los trabajadores de un incidente laboral. Igualmente, son comunes para periodos de tiempo cortos; por ejemplo, si vas a realizar un viaje al extranjero.

Entonces, ¿seguro de accidentes o seguro de vida?

El seguro de vida cubre más imprevistos. Hay muchas cosas que nos pueden pasar, y no todas tienen por qué ser un accidente: por ejemplo, que nos diagnostiquen una enfermedad grave.

A la hora de decidirte, debes pensar de qué riesgos quieres protegerte. Si tienes una profesión peligrosa, por ejemplo, es más probable que puedas sufrir un accidente. Pero eso no implica que no puedas enfermar de ninguna manera. Con el seguro de vida, te proteges a ti y a tu familia en caso de que cualquiera de esas dos cosas ocurra: accidente o enfermedad.

Doble capital por accidente o triple por accidente de circulación

Si tienes una profesión peligrosa, te gusta practicar deportes de riesgo o viajas mucho en coche, tienes más probabilidades de sufrir un percance. Eso es obvio, y es normal pensar que, en ese caso, con un seguro de accidentes es suficiente. Sin embargo, debes saber que puedes tener una póliza de vida que incluya coberturas extra relacionadas con los accidentes.

Puedes contratar un seguro de vida que tenga doble capital por accidente. Esta cobertura implica que los beneficiarios recibirán el doble del dinero contratado si sufres invalidez o mueres por algún percance (una caída, un golpe…). Es decir, cubre lo mismo que un seguro de accidentes, pero con el doble de dinero.

Si utilizas mucho el coche para moverte, la cobertura que te interesa es la de triple capital por accidente de circulación. En caso de que te ocurra algo en la carretera, los beneficiarios recibirán tres veces el dinero que tenías contratado.

Como ves, el seguro de vida se encarga de protegerte de cualquier circunstancia. Si te preocupan más los accidentes, puedes contratar coberturas especiales para añadir un extra de protección a tu familia. Además, estas pólizas tienen cobertura internacional, es decir, que también te protegerán cuando viajes al extranjero.

Las ventajas del seguro de vida en la empresa

Hemos dicho que los seguros de accidentes son comunes en las empresas para proteger a la plantilla. Obviamente, las pólizas solo servirán si al empleado le ocurre algo en el trabajo, pero no si le pasa fuera de él.

Los seguros de vida colectivos van un paso más allá. Se encargan de proteger a los trabajadores de cualquier imprevisto, ya sea laboral o no. Por eso, son un gran incentivo para los empleados, que se sienten valorados por la empresa. Es decir, son una potente arma de retención y atracción del talento.

Protégete de cualquier riesgo

A modo de resumen, lo más importante que debes recordar si dudas entre seguro de accidentes o seguro de vida es que ambos cubren lo mismo: fallecimiento o invalidez. Sin embargo, el primero solo te indemnizará si ocurre por un accidente, mientras que el segundo lo hará en cualquier caso.

¿Aún no te has convencido? Puedes consultar con nuestros asesores; ellos te explicarán qué es mejor para tu situación, si un seguro de accidentes o un seguro de vida. No pagues por un producto innecesario: encuentra el mejor para ti.

También te interesará esto

Una respuesta

  1. Esto viene porque nos pensamos que los Seguros son paquetes cerrados con las mismas coberturas y distintos precios. Comercialmente es un poco así, pero en la realidad un seguro es definir unos riesgos, unas coberturas, calcular una prima y ofrecerla como producto. No hay un límite al producto Seguro de Vida en cuanto a cobertura por accidentes.

    Un poco lo que acabo de comentar en otro blog. Un seguro de patinetes será un seguro de RC de toda la vida. Otra cosa es que le ponga en patinete en el logotipo y el nombre en inglés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest