fbpx

Las ventajas del seguro de vida para socios

formulario de solicitud de seguro de vida

Las pymes son la base de la economía española. En ellas, cada miembro es indispensable y, si uno de ellos muere, la supervivencia del negocio puede peligrar. Por eso, contratar un seguro de vida para socios es la mejor forma de evitarlo.

Según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en octubre de 2019 había en España más de 1,3 millones de pymes. Es decir, casi la mitad de las empresas españolas tiene menos de 250 trabajadores. Y, de esa cifra, más de 1 millón corresponde a las micropymes, aquellas con menos de 10 empleados.

Estos datos demuestran que es normal que dos o tres personas lleven adelante un negocio, sin ayuda de nadie más. ¿Qué ocurriría en caso de que una de ellas ya no pudiera seguir trabajando?

Cuando el peso de un negocio recae sobre unas pocas personas, todas ellas son indispensables. Si uno de los socios sufre un accidente que le impide volver a trabajar (o incluso fallece), toda la empresa está en peligro. Se pierden sus habilidades, sus conocimientos y su experiencia, y eso dificultará mucho que el resto de la plantilla pueda seguir adelante.

¿Qué ocurre con la empresa si un socio fallece?

Sociedades civiles

Por defecto, la sociedad se extingue. Sin embargo, se puede hacer un pacto en el que se establezca que el negocio podrá seguir con los herederos del difunto o solo con los socios que sobreviven.

Sociedades mercantiles (limitadas o anónimas)

Los estatutos serán los que marquen el futuro de la compañía.

— Si no hay nada establecido, los herederos recibirán su parte de la empresa.

— Se puede acordar que los socios vivos podrán adquirir las participaciones del fallecido de forma preferente. Es decir, que pueden decidir si quedarse con la parte del fallecido o dejar que los herederos entren en la empresa. En este caso, los estatutos prevalecen sobre el testamento.

¿Y si no hay herederos?

Cuando uno de los dueños fallece, los demás pueden elegir sustituirlo por otra persona. Si en los estatutos se contempla, los socios que siguen vivos podrán adquirir la parte de la compañía del fallecido.

La posible entrada de nuevos socios

Una persona puede dejar a sus herederos su parte en una empresa. Esto, en la práctica, significa que el negocio tendrá socios nuevos.

En el mejor de los casos, los nuevos participantes tendrán experiencia y capacidad para mantener el negocio a flote. Sin embargo, no siempre es así, y los dueños que aún viven se enfrentan a dos posibles situaciones:

— Que los herederos no tengan experiencia ni conozcan el sector.

— Que no quieran entrar en el negocio.

Las ventajas del seguro de vida para socios

La pérdida de un socio, de un amigo, siempre es un duro golpe. Hará difícil volver al trabajo y que la empresa siga adelante. Pero, si además los herederos no tienen capacidad para dirigir el negocio o no quieren hacerse cargo, la supervivencia de la empresa se complica.

No obstante, hay una fórmula que permite que todos salgan ganando. Los herederos reciben el dinero que vale su parte de la sociedad y los empresarios que sobreviven mantienen todo el control. La solución es un seguro de vida para socios.

El primer paso es establecer un pacto entre los dueños de la empresa. En él, se debe recoger que, en caso de fallecimiento, los herederos recibirán la indemnización del seguro de vida para socios. Así, no tendrán que hacerse cargo de la compañía, pero recibirán el dinero que vale su parte. Gracias a esto, podrán afrontar con más facilidad la pérdida de ingresos que les ha supuesto el fallecimiento.

Los dueños de la sociedad que siguen vivos también salen ganando con este pacto. Les permite seguir adelante y asumir el control de las participaciones del fallecido. De esta forma, se evita la entrada de nuevos accionistas que, quizá, no tenían experiencia o no querían quedarse el negocio.

Los socios eligen cuánto dinero recibirán los herederos por las participaciones en la sociedad. Esa cantidad será el capital que deberá contratarse en el seguro de vida para socios. En caso de fallecimiento (o invalidez, si se añade), la aseguradora se encargará de indemnizar a los herederos para que el negocio siga en marcha.

¿Cómo contrato un seguro de vida para socios?

El precio de un seguro de vida para socios dependerá, en gran medida, de la edad y de la indemnización acordada. Puedes utilizar nuestro comparador para ver las mejores opciones del mercado y calcular cuánto dinero te costaría.

Si lo prefieres, también existen los seguros de vida colectivos. Son aquellos que protegen a varios miembros de tu empresa o, incluso, a todos los trabajadores.

Si estás interesado en contratar un seguro de vida para socios, puedes contactar en cualquier momento con nuestros expertos para que te asesoren. Ellos te ayudarán a elegir el mejor producto sin que tú tengas que preocuparte de nada. Así, dejarás tu empresa en buenas manos pase lo que pase.

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en Pinterest