¿Por qué es tan útil el seguro de enfermedades graves?

El seguro de enfermedades graves es un seguro de vida más completo. El coste de tener una de estas dolencias puede ser de miles de euros, un dinero que estas pólizas te ayudan a afrontar, para que tú solo tengas que preocuparte de tu salud.

La mitad de los hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrán cáncer a lo largo de su vida, según un informe de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Solo en 2019 se diagnosticaron 275.562 nuevos casos. En total, cerca de 1,5 millones de personas en España sufren esta enfermedad.

En 2019, los tumores fueron una de las principales causas de muerte en España, con más de 100.000 fallecimientos. No obstante, las enfermedades del sistema circulatorio, como los infartos, son las que más muertes producen entre los españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En definitiva, hablamos de dolencias graves que, incluso en el caso de no resultar mortales, suponen un largo y duro proceso para miles de españoles cada año. Y, por desgracia, también un enorme coste económico.

¿Cuánto cuesta padecer un cáncer en España?

El cáncer es una de las afecciones sobre la que más información hay. Según el estudio de la AECC, es una dolencia que cuesta a la sociedad española unos 19.300 millones de euros cada año. Aunque una parte se paga con dinero público, el 45 % corre a cargo de los pacientes y sus familias. Por ejemplo, un cáncer de pulmón localizado le supone a una persona unos 63.000 euros en total. En el caso del cáncer de mama, el coste medio es de unos 59.000 euros.

Además, según este mismo estudio, las personas que sufren cáncer pierden gran parte de sus ingresos mensuales. Esto puede ocurrir por muchos motivos: por ejemplo, si tienen que pedir una reducción de jornada o si les conceden una incapacidad laboral. El 30 % de los enfermos pierden unos 300 euros al mes, pero 4 de cada 10 pierden entre 800 y 1500 euros. Igualmente, en muchos casos hay algún familiar que deja de trabajar para cuidar al enfermo, con lo que la caída de sus ingresos mensuales supera, en 8 de cada 10 casos, los 300 euros al mes.

Una afección grave no solo puede obligar a dejar de trabajar, también supone costes adicionales: farmacia, desplazamientos, obras en la vivienda para adaptarla al enfermo… Por ejemplo, una mujer con cáncer de mama puede pagar entre 700 y 3000 euros solo en farmacia. Y una persona con cáncer de vejiga asume, en la mayoría de los casos, entre 350 y 750 euros solo en medicamentos.

¿Puede ayudarme el seguro de vida si tengo una enfermedad grave?

Los seguros de vida cubren el fallecimiento por cualquier causa, ya sea por una enfermedad grave (cáncer, infarto…) o por otro motivo. Si contratas una de estas pólizas y enfermas, tus beneficiarios recibirán el dinero de la indemnización si falleces. Su objetivo es que tus seres queridos puedan mantener cierto nivel de vida cuando tú ya no estés y no tengan que preocuparse por el dinero.

No obstante, para estar verdaderamente protegidos ante la posibilidad de tener un cáncer o un infarto, lo más recomendable es un seguro de enfermedades graves. Como ya hemos dicho, una afección como el cáncer no solo puede ser mortal, sino que supone un enorme coste económico para el paciente y sus familiares. ¿Y si la enfermedad no te permitiera trabajar?, ¿y si tu pareja abandona su trabajo para ayudarte? El gasto que supone para una persona puede dejarla en una situación muy difícil, a la que tendrá que enfrentarse cuando esté recuperada.

¿Qué es un seguro de enfermedades graves?

La posibilidad de sufrir una de estas dolencias es, por desgracia, muy real. Pero, por suerte, las probabilidades de superarla también son muy altas. Por eso, hay que pensar qué situación económica queremos tener al recuperarnos. El tratamiento ya es un proceso muy duro, es injusto tener que preocuparse por cuánto dinero va a quedarte cuando te cures. Para evitar eso existen los seguros de enfermedades graves.

Estas pólizas funcionan como un seguro de vida tradicional, pero son más completas. Si te diagnostican una dolencia grave, recibirás la indemnización para que puedas afrontar los gastos derivados del tratamiento y los costes médicos. Además, incluyen muchas otras prestaciones. Cada compañía añade distintas coberturas, pero suelen incluir también asistencia médica 24 horas, segunda opinión médica, asistencia en viaje, gastos de sepelio… Lo más rápido es acudir a nuestro comparador y consultar qué te ofrece cada compañía, para elegir la opción que más te convenza.

¿Qué enfermedades cubre?

En general, estas pólizas incluyen todas las dolencias o situaciones médicas que puedan considerarse severas: cáncer, insuficiencia renal, trasplantes, accidentes cerebrovasculares (por ejemplo, ictus), infarto de miocardio… Cada compañía detalla qué enfermedades concretas cubren sus pólizas, por lo que puedes consultar y comparar entre ellas.

¿Cómo funciona un seguro de enfermedades graves?

Los seguros de enfermedades graves son doblemente útiles.

  1. Si te diagnostican una dolencia grave, la indemnización te permitirá afrontar el gasto médico, para que tú y los tuyos podáis centraros en la recuperación. Ten en cuenta que la enfermedad debe diagnosticarse después de contratar la póliza. Si la tienes antes y mientes a la compañía, no estará obligada a indemnizarte llegado el momento. Tras el diagnóstico y el pago, la póliza termina.
  2. Si falleces por cualquier motivo (un accidente de coche, por ejemplo), la indemnización la recibirían tus beneficiarios. En caso de que la muerte se deba a la enfermedad grave, ten en cuenta que la póliza ya te habría pagado y se habría extinguido.

No obstante, hay diversas modalidades y todo depende de cuál contrates. Por ejemplo, hay seguros de enfermedades graves que te adelantan una parte tras el diagnóstico, con lo que sigue quedando dinero por si falleces.

Escoge la opción que más se ajuste a ti

No existe el seguro perfecto, pero sí el perfecto para ti. Por eso, nuestro mejor consejo es que elijas qué es más importante y escojas las coberturas y condiciones que se ajusten mejor a tus necesidades. Desde nuestra plataforma, puedes escoger hasta 4 pólizas y comparar qué te ofrecen: precio, coberturas, requisitos…

El seguro de enfermedades graves es una garantía de tranquilidad. Miles de personas sufren cada año alguna de ellas y asumen un alto precio por su salud. Confía en los especialistas para proteger tu economía y la de los tuyos. ¿Te unes?

También te interesará esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte en Pinterest