Para contratar un seguro de vida es muy sencillo. Normalmente se solicita una declaración de salud y una fotocopia del NIF. En función del capital a asegurar y la edad del asegurado, en el caso de elevados capitales o personas de mas de 50 años, se pueden solicitar algunas pruebas médicas.

Hoy es muy fácil, ya que algunas compañías de seguros utilizan la «tele suscripción» eso quiere decir que a través de teléfono  grabando la conversación, te cumplimentan el cuestionado médico y datos personales.

Documentación para un seguro de vida

También te interesará esto